Servicios

Mi abordaje es sistémico.
Entiendo a la familia como un todo, como sistema vivo y activo en el que cada persona nos vamos adecuando, transcurriendo por etapas de desequilibrio (emancipación, relaciones de pareja, nacimientos de hijos, adolescencia,  nido vacío, vejez, muerte) y adaptación en las que el crecimiento siempre es una posibilidad.
Estas crisis transicionales son oportunidades de crecimiento.

Pasar de una etapa a otra implica cambio y éste genera desequilibrio en la familia, se requieren ciertos ajustes y negociaciones. Si el conjunto familiar intenta impedir el cambio, evitando adaptarse a la nueva situación, tratando de detenerlas o acelerarlas; suele ser cuando aparecen los problemas.

¿Qué?

Los momentos transicionales del ciclo vital generan estrés, lo que no quiere decir que sea algo patológico. En japonés, el significado de la palabra CRISIS engloba los conceptos de peligro y oportunidad.

De este modo, las funciones que te ofrezco desde el servicio de psicología son variadas para poder adaptarme a tu necesidad:

asesoramiento

Asesoramiento

consulta_psicologia

Consulta

terapia_psicologia

Terapia

formacion

Formación

¿Cómo?

El abordaje sistémico permite diferentes niveles de intervención, entender al ser humano en relación, brinda a la familia de origen una importancia central. Sin embargo, no siempre es necesario que ésta esté presente, ya que la familia  permanece en cada persona a lo largo de toda su vida.

Así que en función de tu propósito podemos trabajar en distintas modalidades:

Individual

Pareja

Familia

terapia_de_grupo

Grupal

Parece que solamente hay dos cosas que los padres pueden dejar a sus hijos.
Raíces hechas de apego y pertenencia y Alas formadas por diferenciación y autonomía.
Como apunta Hellinger, B. «Sin raíces no hay alas».